};

Devuelve la normalidad a tu piel

 In Blog

En estos momentos, tu vida laboral es frenética, los niños o tus compañeros quieren esto, lo otro y lo de más allá, y aún tienes pendientes las tareas domésticas, resumiendo: te queda muy poco tiempo para ti y esto, lo nota la piel. Despídete del estrés gracias a los siguientes consejos y trucos. Una buena organización reduce el estrés: así que planifica tu día o tu semana con una buena agenda, ayúdate de alertas en tu móvil y seguro que te sentirás más relajada. Y si al final del día consigues un hueco libre ¡piensa en ti y en lo que necesitas en ese momento!. 

Una hora de ejercicio, una taza de té o una sesión rápida de spa por la tarde hacen maravillas.  Así que incluye dentro de tu agenda semanal un plan para ti y solo para ti. Porque cuando te sientes bien por dentro, eso trasciende en tu energía y en el aspecto de tu piel y tu belleza. 

Todos conocemos el famoso “mente sana, piel sana”. Siéntate con la espalda bien erguida, y respira lentamente sintiendo cómo se lleva todo tu cuerpo de aire. Mientras lo hagas, intenta no pensar en nada, sólo sentir tu cuerpo, escuchar tu respiración. Verás como tras unas pocas respiraciones empiezas a calmarte y a sentirte mejor. Ayúdate ejercicios como este e incorpóralos en tu rutina diaria, ¡verás qué pronto recuperas la normalidad en tu piel!.

 

Noticias Relacionadas
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.